domingo, febrero 5, 2023
Otra húmeda mañana de sábado entre pasillos con eco y olor a orina. Lo encontré perfectamente mimetizado entre los penitentes del salón. Era doloroso ver lo bien que encajaba. Su alma, alguna vez tan amiga de la...
El internado de la calle Piedras -"la casa de tiza"- permaneció en su arisca crisálida de chapa durante cincuenta largos años; se dice que por dejadez o especulación financiera. Aquellos que habíamos conocido la vida detrás de...

Esperanza

            Era un mundo postapocalíptico. Cada atrocidad narrada en las novelas distópicas se había vuelto realidad, a excepción del infame escuadrón anti libros. Es cierto que la gente quemaba ejemplares en cantidad, pero lo hacía con pena...
Sutiles amarillos y lilas de dulce aroma decoraban los aceitunados palillos a mi alrededor. A lo lejos, recortado en azul cielo apenas pincelado de blanco se amarronaba el tiempo en un castillo. Tres...

Navidad

Algo está mal acá. Pero no es la mesa.  Creo que no es la mesa. Es difícil darse cuenta sin el mantel bordado. Me lo robaron. Lo sé, Maruja, lo sé,...

Uno de miedo

ADVERTENCIA: Esta historia no es apta para escritores impresionables. En un paraje húmedo de dudoso acceso, bajo una estaca a modo de cruz y sepultado bajo toneladas de experiencia terrenal y excremento de críticos...

Día del padre

—Estamos acá, papá. La voz arrasó como un viento seco, devorando pastos y montañas y dejando un surco negro que se perdía en el horizonte. Los pájaros volaron aterrorizados de las copas de...

Una vuelta de tuerca

Cuento Una vuelta de Tuerca, de "La casa de las Arenas" de Natalia Doñate
Isabel trabajaba en limpieza y estaba enamorada de Gerardo, el herrero. Ninguno odiaba a Amalia, pero cuando ésta falleció, la casa vacía se volvió una oportunidad que no podían desperdiciar: ella, por creer ser correspondida, él por...

Agua bendita

Magnánimas cortinas de agua pura bañaban la ciudad y los campos tras semanas de un sol implacable y cruel. Los ceibos, arces y sauces recibían el bautismo complacidos, mientras cataratas de frescura brotaban por los tejados y...