Para Ángel

Otra vez pasé por tu casa que ya no es tu casa y como se me hizo costumbre últimamente, aminoré la marcha y abarqué con la mirada lo más que pude, pero sin frenar. Repasé velozmente...

Plumeritos

“Cola de Zorro” o “Hierba de las Pampas”. Pennisetum, para los entendidos. Para mí, “Plumeritos”. A ellos les da igual. Como igual les da si los miro, si me agradan, o siquiera si respiro. Cual...

R.I.P.

El niño de la gorra roja estaba desilusionado. Todo sentimiento es difícil de ocultar a los siete años, pero afortunadamente los adultos creyeron que se trataba de tristeza. Una emoción tan acorde a la ocasión como el...

Congelado

Al final, te congelaste. Ahora nunca vas a tener una foto con Tati. Y no vas a conocer al personaje tan peculiar que se volvió el nene de los “ojazos”. Tal vez ya no lo recuerdes, no...
En el placard de la habitación de invitados, hoy convertida en una suerte de museo de sus años felices, encontró lo que buscaba. Había recordado aquella caja en sueños, y sumido en la semiinconsciencia temió haberla perdido...

El tío Pepe

— ¿Alguien vio al tío Pepe?  Queda poca gente en la fiesta, pero si de algo estoy segura es de que el tío Pepe no vino a despedirse. Acepto con resignación estoica la misión...

Solitario

Ella desdobla la toalla bordó sobre la mesa y la plancha simétricamente de adentro hacia afuera, con ambas palmas. Luego toma el porta mazos de madera y acomoda las cartas españolas boca abajo, una...

Navidad

Algo está mal acá. Pero no es la mesa.  Creo que no es la mesa. Es difícil darse cuenta sin el mantel bordado. Me lo robaron. Lo sé, Maruja, lo sé,...
“Barlovento parecía tan sorprendida como ellos. Era una casa de estilo mediterráneo y de una sola planta, en la que se repartían el living, la cocina, el lavadero y dos dormitorios. Se encontraba situada literalmente en medio...
- Advertisement -

Posteos recientes

Espejo roto

La vida misma

San Valentín

El octavo Santa