viernes, septiembre 24, 2021
Colaboración para la revista Nevando sobre la Guinea Daba pena verla andar por el barrio, proyectando una sombra donde antes había dos. Ropa deportiva desgastada, zapatillas colorinches y costosas y el mismo trayecto...

Las focas

Conocimos al guía al pie de la montaña, y bajo una improvisada tienda de nylon nos pusimos la malla. El neozelandés, que no portaba bolso, pero tampoco complejos, se quedó en ropa interior. Advertidos de que esa...

En primera fila

Toda su vida pasó frente a sus ojos. No se trató de una experiencia cercana a la muerte: ninguna superposición de veloces imágenes se filtró alocada para robar un último momento de fama. Fue un proceso largo,...
Risas y cuchicheos infantiles impregnan la casa. Juegan las niñas. Peinan los alambrados cabellos de los ponis; miman a caprichosas muñecas de grandes ojos violetas. Desfilan sobre mis tacos, tocan música con los cacharros de la cocina,...

Tóxica

Era una colorida tarde de principios de otoño en el Barrio Chino. Personas de diversos orígenes se entrecruzaban, frenéticas y errantes, mientras hacían y deshacían sus pasos oscilando entre novedosas chucherías, comida étnica, ropa barata y artículos...

La equilibrista

Una mente simple la confundiría con una persona común y corriente, que se mareaba más de la cuenta; tanto en movimiento -medios de transporte, ascensores y simuladores- como cuando "escroleaba" con el celular. Pero la raíz de...

Salvaje

El corderito balaba y berreaba atado al poste más próximo al corral. La pequeña Saite sabía lo que eso significaba: John y Mikael estaban en camino. Se despidió a la distancia con pena; otra nubecita sin nombre,...

El hombre gris

Otra helada mañana de junio en la estación. La bruma subía envolvente desde las vías, como si el mundo bajo tierra fuese una gran morgue -lo cual, pensándolo bien, no era del todo errado. La visibilidad era...
Vestía pollera larga, camisa psicodélica con el símbolo de la paz en azul y rojo, collares varios y grandes aros. El cabello peinado en alto la hacía ver mayor, aunque debo reconocer que mi apreciación era parcial....
            Vivo en un barrio sereno y sencillo, donde los extraños se saludan por la calle ante la mirada soñolienta de las parejitas de búhos y las medianeras consisten en hileras de bajos arbustos. Cada tanto se...
- Advertisement -

Posteos recientes