lunes, febrero 26, 2024
Era domingo por la mañana en Greciaville y la lluvia se había hecho a un lado para dar lugar a las meditaciones. En Plaza Ágora, el punto energético más importante de Plus Ultra, un grupo de veinticinco...
Olivia ubicó el posa fuentes redondo de madera en medio de la mesa. Luego apagó el horno y, sin molestarse en quitarse las mullidas manoplas floreadas, empujó con un codo la puerta de entrada. El frío repentino...
Queridos colegas, tengo el placer de anunciarles la llegada de mi nuevo libro, "Plus ultra". Les comparto el link de Amazon y la sinopsis, espero que les guste. Desde la invención del espacio virtual...

Contrato

Garabateé mis iniciales con impaciencia en cada carilla y una vez más al final del texto. Apenas eché una ojeada al documento, pues conocía las condiciones de antemano. No me sorprendió, en absoluto, la cláusula que estipulaba...

Otros vendrán

Los miércoles tocaba Scrabble. El tercer día de la semana era, de hecho, nuestro único día, por lo que sería correcto afirmar que siempre tocaba Scrabble. Una merienda prolongada -de cuatro a seis-, té con leche, pan...
El 31 de mayo de 2020, en letra pequeña y ligera, M. F. (la familia nos permitió utilizar sus iniciales reales) escribió en su cuaderno: Querido diario. Hoy tuve un día fatal. No...
El gorrión la observó con expresión burlona, pero respondió: —Pues, siéndolo. Y picoteó de su palma el trozo de pan. La muchacha se sintió estafada. Había invertido gran parte de...

Otros teros

Faltan décadas para que esto ocurra, pero va a pasar. Vos, confiá. Vas a estar disfrutando de un día de campo con amigos, o quizás de vacaciones. Y te lo vas a encontrar. Probablemente reconozcas su andar...

Mil maravillas

A finales del mes de mayo -hemisferio sur- en el cuarto cajón del placard de la habitación de una niña de diez años, nació una mariposa monarca. Yo, recién operada de várices, sopesé el acontecimiento a la...
Una vez por semana, o bien cada dos, tomo el desayuno en un lugar que no me pertenece. Me incorporo confundida entre bocinazos y campanadas de iglesia y, antes de despertar del todo, ya me encuentro en...